Seguidores

martes, 28 de febrero de 2012

5❤

Cerré los ojos, tragué una bocanada de aire, suspire y puse mis cuerdas vocales en funcionamiento, abrí la boca y de mí salió unas frases sin sentido alguno, compuestas por mi, que decían :
Solía pensar que a lo mejor me amabas,
ahora se que es cierto
Y no quiero pasar toda mi vida, solo esperando por ti
Ahora no te quiero de vuelta por el fin de semana,
ni de vuelta por un día no – no - no
Te digo amor que quiero que vuelvas,
y quiero que te quedes.

Mirando a Marcos a los ojos, fueron las únicas palabras que pode decir.
Me fije en la cara de los integrantes del grupo, todos tenían una cara rara (ya sabía yo que cuando cantó parece que están matando a un gato, pero no era mi culpa, yo no me metí en este marrón), y solo me atreví a decir: sí yo ya sabía que esto no era buena idea, Marina solo se equivoca, no hay que hacerle mucho caso.
Cuando solté esas palabras todos se pusieron a negar la cabeza hacía los lados, como si tuvieran espasmos y me quedé algo 'LOL'. Me delimite a mirarles fijamente (estaban peores que una regadera) y soltaron que iba a ser la cantante de su grupo, que esa estrofa debía meterla en una canción y que luego la cantaría. Y yo flipando que estaba en ese momento, me sentía más que agobiada, cuatro personas hablándome a la vez sobre los planes de la banda (¡Diiiiiiioooooooooos, que agobió !) y cuando yo me agobio tengo la pequeña cualidad de ser algo borde, pero solo un poco, así que un dije con un tono más alto de lo normal '¡Callaros ya!' '¿Tan desesperados estáis para que yo forme parte del grupo o qué?' ' Y me estáis agobiando, chacho que no sé ni hacer dos frases que rimen ¿y me pedís ya que escriba una canción?' Ellos me hicieron caso, se callaron y cuando vieron que me callé para tomar aire, Marcos dijo: Relájate mujé (con ese acento no parecía ni que fuera Canadiense ) y después siguió diciendo: Sé que somos algo agobiantes, pero enserio tu voz es perfecta, encaja perfectamente en la banda es lo que estábamos buscando...
Mientras tanto yo me decía a mi misma 'estos tienen un grupo de Heavy Metal, solo necesitan a alguien que rebuzne bien y pegue buenos gritos y sé que eso se hacerlo yo muy bien'
Y solo fui capaz de decirle que me lo tenía que pensar, es que me costaba mucho decirle que no, a esos ojos azules con su propio brillo...
Marcos decidió acompañarme a casa, pensaba que era ya muy tarde, en el camino apenas tuvimos mucha conversación, él solo estaba con el móvilenviándole mensajes a su novia...
Cada vez se me quitaban más las ganas de verlo cada tarde para ensayar, aunque deseaba pasar algunos segundos junto a él, es que con solo intercambiar dos palabras con él, me provocaba una sonrisa.
Pero es que si le veía más, me terminaría gustando más y más y no quería él tenía novia, era feliz con ella, ella podría ser más guarra que un cerdo, pero él la quería y yo hay no tenía nada que hacer...
Cuando lleguemos a la puerta de mi casa, me recordó su propuesta y yo cada vez era más una duda andante, no sabía que hacer; Me daba igual que todo el mundo se riera por como canto, o por quien soy si no que no quería sentir dolor, no quería derramar ni una lagrima por ser tonta. Esa noche tampoco dormiría (debería compararme un anti-ojeras como esto siguiera así).

No hay comentarios:

:'3